La Sabrosita, marca comercial de Olivaida S.L, nace del conocimiento y experiencia que aportan más de 40 años de historia. Gracias a la sabiduría y a la tradición que ha pasado de padres a hijos durante dos generaciones, desde esta empresa sevillana producimos aceituna manzanilla fina, controlando todo el proceso de la producción: desde el momento de la recolección de las aceitunas hasta llegar al consumidor final. Cuidamos el producto desde el olivo hasta la mesa y nos garantizamos así que el producto sea de primera calidad.
Estos son algunos de nuestros principales hitos:

Fundación: fue Cristino Rodríguez quien fundó el negocio familiar en 1975 con el bagaje que aportan años de tradición y conocimiento del sector aceitunero del Aljarafe sevillano. Este aprendizaje de las necesidades del sector productor de la aceituna se puso al servicio de la empresa. Y así, junto con el gusto por hacer las cosas bien, nació Olivaida SL, la mayor empresa aceitunera de manzanilla fina del mercado.

Entra en la empresa su hijo Francisco Javier Rodríguez -actual gerente- para seguir los pasos de su padre y continuar trabajando en la línea de la tradición y calidad. Javier apuesta por la especialización, profesionalización, trazabilidad y ahora también por la innovación en un producto que conoce y ama desde que era niño: La Aceituna Manzanilla Fina.

Nace La Sabrosita como marca de producción propia de Olivaida. A finales de año coge cuerpo una idea que lleva tiempo dando vueltas varios años en la cabeza de Rodríguez: finalizar el proceso de producción llevando él mismo su producto hasta el consumidor final. Así, asegura que el celo por la calidad y trazabilidad que siempre ha sido insignia de la empresa pueda ser valorado en su totalidad. Y por fin completa el círculo de la producción y garantiza que la máxima calidad de la aceituna fina manzanilla llega al mercado con Aceitunas La Sabrosita.

Lanzamiento de las Aliñadas, un producto único en el mercado fruto de la investigación e innovación del equipo de La Sabrosita. Recogiendo la tradición familiar del Aljarafe sevillano, que cuenta con un aliño propio en cada casa, logra un aliño propio de la tierra y único en su categoría. Equilibrado y sabroso, debe su éxito a la acertada composición de especias que contiene. Este hito marca sin duda el comienzo de un tiempo nuevo para Aceitunas La Sabrosita.

Animados por el éxito de las aliñadas y subidos en la ola de la innovación, La Sabrosita realiza una innovación mundial en el mundo de las aceitunas: maridarlas con algas. Así nacen las aceitunas con algas wakame, fruto de un año de investigación y de pruebas hasta lograr un sabor equilibrado y sorprendente; una fórmula única que permite disfrutar de todo el sabor del mar y la mejor esencia del campo: el aceite de oliva. Y que, además, supone un compendio de propiedades saludables al unir las de las algas y las aceitunas.

Un año después de la innovación mundial de las aceitunas con algas wakame, La Sabrosita decide dar un paso más introduciendo dos nuevas variedades a la línea de Aceitunas con Algas: Dulse y Nori. Este nuevo concepto de maridar la aceituna fina manzanilla con plantas marinas usadas habitualmente en la cocina japonesa han dado como resultado dos nuevos productos sabrosos, saludables y muy diferentes que gustan y sorprenden a quienes lo prueban. Las aceitunas con alga Dulse son equilibradas, sabrosas, completas y llenas de matices, mientras que las aliñadas con alga Nori han conseguido un sorprendente sabor a sushi